Iniciar sesión

Violencia en Quintana Roo acumula en la morgue cuerpos sin identificar

El “Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México” señala que a los hechos violentos se suma la poca capacidad del servicio forense.

Producto de la violencia en Quintana Roo se acumulan los cadáveres sin identificar: hay al menos 516 cuerpos que no han sido entregados a sus familiares.

Esta tendencia sigue en aumento, debido a que cada año son encontrados más cadáveres de personas que fueron ejecutadas de manera violenta, pero que se encuentran en tal estado que es prácticamente imposible conocer su identidad.

Así lo reveló el reporte “La crisis forense en México, más de 52 mil personas fallecidas sin identificar”, realizado por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, basado en solicitudes de acceso a la información pública.

El documento señala que esta situación es consecuencia de dos factores principales: en primer lugar, al incremento de la violencia registrada en los últimos años, lo que ha provocado el aumento en el número de desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones.

Y en segundo, la incapacidad de las autoridades para modernizar sus servicios forenses para responder a las necesidades crecientes de identificación humana.

“Esto ha provocado una crisis de desapariciones y de personas fallecidas sin identificar. En otras palabras, es posible que entre los cuerpos no identificados que poseen las autoridades, se encuentren algunas de las personas reportadas como desaparecidas, pero difícilmente se logrará saber con las condiciones actuales de los cuerpos forenses de cada uno de los estados del país”, señala el reporte.

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, 295 personas están reportadas como desaparecidas en Quintana Roo.

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos advierte que la entidad no tiene el proceso ni el personal especializado para poder cotejar estos datos con los cuerpos sin identificar, a fin de descubrir si entre ellos se encuentra alguna de las personas perdidas.

“Si el cuerpo tiene más de un año, será prácticamente imposible que lo identifiquen. Hemos encontrado que las autoridades no aplican los protocolos establecidos para la excavación y recuperación de restos humanos, así como el adecuado seguimiento de la cadena de custodia. Por eso siete de cada 10 cuerpos enviados a la fosa común carecen de los peritajes necesarios para completar sus archivos básicos de identificación”.

Para combatir esta situación, el organismo propone incrementar el presupuesto que la Fiscalía destina a los servicios forenses, que actualmente es de 3% de su presupuesto total, para modernizar sus protocolos y contratar más personal especializado.

“Porque cada día las víctimas aumentan por culpa de la ola de violencia que azota el país. Si en la situación actual los forenses están sobrepasados por la carga de trabajo, en un par de años lo estarán aún más. Y los familiares de las personas desaparecidas merecemos saber la verdad sobre el destino de ellos. Y aunque sea desgarrador, pueden ser uno de los cuerpos aún sin identificar”.

Deje un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.