Iniciar sesión

Policía, padres y Derechos Humanos decidirán si CBTIS aplica operativo mochila

Destacado Policía, padres y Derechos Humanos decidirán si CBTIS aplica operativo mochila

Tras la amenaza de balacera, la directiva del plantel admitió que considera implementar el operativo, pero se necesita la autorización de varias instancias.

La administración del Centro de Bachillerato Tecnológico industrial y de servicios (CBTIS) 111 de Cancún, solicitó permiso para implementar el operativo mochila, a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo).  

Tras la reciente amenaza de balacera que se encontró en los servicios sanitarios, Pedro Murgia, director de la escuela, dijo que es necesario que ambas instancias, así como el Comité de Padres de Familia, aprueben esta acción, que no se realizaría a la entrada de la escuela, sino de manera sorpresiva y dentro de las aulas.

“No se hace de la noche a la mañana, hay muchos permisos que tenemos que pedir, por ejemplo Derechos Humanos, que es el primero, y de ahí con las autoridades policiales, quienes son los que nos ayudan para hacer el operativo”.

Mientras tanto, se pidió como requisito portar la playera del uniforme y mostrar la credencial de la escuela para poder entrar. Asimismo, se acordó que patrulla de la policía y de Geavig estén presentes a la hora de entrada y salida de cada turno, para garantizar la seguridad de los dos mil 630 alumnos.

“Ahora todos deben portar su uniforme y presentar la credencial (...) a los chicos que no tenían se les está dando una provisional, son como unos 60, en su mayoría estudiantes de último semestre que ya no quieren gastar porque ya van de salida”.

En cuanto a las ausencias, el director dijo que los docentes tendrán que ser flexibles en las asistencias y permitir que los jóvenes presenten exámenes de manera posterior.

Durante la mañana, varios alumnos del turno matutino fueron detenidos a la entrada por no portar el uniforme o no tener actualizada la credencial de la escuela, por lo que tuvieron que esperar a que se resolviera su situación.

Los padres de familia externaron preocupación por este tipo de amenazas y en su mayoría, estuvieron de acuerdo en reforzar las medidas de seguridad e incluso, verificar las pertenencias:

“Quiero pensar que fue una broma, pero no hay que hacer caso omiso a este tipo de juegos, nosotros no podemos ir a trabajar con la misma tranquilidad. Ahorita mi hijo vino a entregar una tarea pendiente y me lo vuelvo a llevar”.

Deje un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.