Iniciar sesión

Save the Children alerta que necesitarían 30 años para repatriar a niños de campamentos de Siria

Destacado Save the Children alerta que necesitarían 30 años para repatriar a niños de campamentos de Siria

La ONG reclama a los gobiernos que aceleren cuanto antes los esfuerzos para repatriar a los menores que se encuentran en campamentos de desplazados en el noreste de Siria y a sus familias

MADRID, (EUROPA PRESS).- La organización no gubernamental Save the Children alertó este miércoles de que serían necesarios 30 años para la repatriación de todos los niños que se encuentran en campamentos de desplazados en el noreste de Siria si continúa el ritmo actual, en medio de las denuncias sobre el deterioro de la situación en estas instalaciones.

La ONG ha lanzado la voz de alarma cuando se cumplen tres años de la toma de la ciudad de Baghuz, último bastión del grupo yihadista Estado Islámico, por parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), cuyo principal integrante es la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) y que cuenta con apoyo de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Así, ha manifestado que las condiciones en los campamentos de Al Hol y Roj "son duras e inseguras" y ha recordado que en 2021 murieron más de 70 niños en el campamento de Al Hol, incluidos ocho que fueron asesinados. En estos campamentos residen cerca de 18 mil niños de nacionalidad iraquí y 7 mil 300 de otros 60 países.

La directora de respuesta de Save the Children en Siria, Sonia Khush, recalcó que "los niños han estado atrapados en estos campos terribles desde hace al menos tres años, algunos incluso más". "Con el ritmo al que van los gobiernos, veremos a algunos niños llegar a la madurez antes de poder abandonar estos campamentos y volver a casa", criticó.

Por ello, la ONG reclamó a sus gobiernos que aceleren cuanto antes los esfuerzos para repatriar a estos menores y a sus familias. "Siento que estoy encadenado aquí. Me siendo deprimido cuando pienso en mi vida aquí. Vivo con la esperanza de volver algún día a mi país", dice Idris, un niño tayiko de 11 años cuyo padre le trasladó a Siria cuando tenía tres años.

En una situación similar se encuentra Maryam, una niña francesa de 12 años que reside en el campamento de Roj. "Llevamos aquí cuatro años. Echo de menos mi casa en Francia. Todo lo que hago es soñar con que volveremos algún día", afirma, según las declaraciones publicadas por Save the Children.

Hiba, una niña tunecina de 12 años que vive desde hace tres en Al Hol con su madre y sus cuatro hermanos, relata que "la idea de quedarse aquí durante años la vuelve loca". "Deseo poder gritar y que se me escuchara en Túnez. A veces lloro para dejar que todo esto salga", resalta.

En este sentido, Khush ha manifestado que el personal de la ONG estuvo recientemente con una niña francesa de 14 años que ha sido enviada al menos tres veces a un hospital para recibir tratamiento. "Cada una de las veces, los doctores la enviaron de vuelta al campamento afirmando que no tienen recursos o capacidades para tratarla, así que está tumbada en su tienda, 24 horas al día, miserable y sin ninguna esperanza", ha lamentado.

"Estos niños no han hecho nada malo, pero en lugar de ser libres para ser niños, ir a la escuela, jugar, vivir en un ambiente seguro y tener acceso a un cobijo decente, sanidad, comida nutritiva y agua potable, están atrapados en condiciones precarias a miles de kilómetros de sus casas y corriendo riesgos todos los días", ha denunciado.

"En lugar de llevarlos a casa, los gobiernos están rechazando sus responsabilidades. Están afirmando que no tienen responsabilidades con estos niños. Están quitando la ciudadanía a sus madres para evitar que vuelvan y forzándolas a adoptar la más cruel de las decisiones: quedarse con sus hijos en los campamentos o mandarlos a casa para no verlos nunca más", ha señalado.

La semana pasada, dos niños y sus madres fueron repatriados a Suecia, mientras que en febrero 11 niños fueron repatriados a Países Bajos y otros cuatro a Suecia, todos ellos con sus madres. Así, la ONG ha aplaudido estos hechos, si bien ha incidido en que no son suficientes.

"Estos procesos llevan tiempo, por supuesto, pero cada minuto de más que se gasta es un minuto de más para los niños que viven en condiciones desesperadas. Cuanto más tiempo se deje a los niños pudriéndose en Al Hol y Roj, harán frente a más peligros. ¿Cuándo asumirán su responsabilidad los líderes y los llevarán a casa?", se ha preguntado Kush.

Deje un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.